Erre que erre

Manuel
Por Manuel Sarachaga

Por si alguno no está todavía completamente harto de mi “querencia” al respecto, ahí va eso:

1) Algunos ya le ven las orejas al lobo:

La Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos no quiere que los riesgos inflacionistas se le vayan de las manos por la agresiva rebaja que ha aplicado al precio del dinero desde el estallido de la crisis en el último trimestre de 2007. Con los tipos de interés en actual rango de entre el 0,25% y el 0%, el banco central no dudará en subir las tasas en cuanto vea signos de recuperación económica.

2) Y gracias a Dios quedan en este país economistas sensatos y que distinguen entre la economía y los slogans:

En una economía cerrada, sin sector exterior, o en la economía mundial -considerada como un todo-, un proceso sostenido de caída de precios (“deflación”) constituye una grave amenaza, porque desanima el consumo y la inversión, agrava la carga soportada por los deudores y puede agudizar una espiral depresiva (pueden verse más detalladas en mi artículo debt deflation).

Pero para una economía abierta como la española, que ha ido perdiendo competitividad desde que entramos en el euro y forma parte de una unión monetaria más amplia, una reducción de sus precios (e incluso salarios) nominales puede resultar necesaria para recuperar la competitividad internacional perdida. Bastaría una mera congelación de precios si en los restantes países los precios subieran. Pero si no lo hacen, o lo hacen muy poco -como es previsible que ocurra en la zona euro-, que en España se produzca cierto grado de “deflación”, lejos de ser un “riesgo”, puede ser parte de la solución.

Ahí va el dato: el petróleo ya pasa de 70 USD/barril, y en consonancia, el euro a 1,41 dólares.

El que tenga ojos que mire, y el que tenga oído que escuche.

Saludos

Edito por Pedro Herrero: Tardaba el Sr. Conthe en ser “linkado” por estos parajes. Una de mis preferencias personales (junto con McCoy) de lectura blogera. Hay que estar agradecidos al Sr. Conthe por la labor de divulgación, basada en la seriedad e independencia que dan las dimisiones (en un país como este hay que recordar estas cosas), que realiza el exgobernador del Banco de España Ex Presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores desde su página personal.
A McCoy habrá que glosarlo otro día.

Anuncios

Un comentario sobre “Erre que erre

  1. Jajaja, se te nota la querencia. Yo también la tengo. Imagino que conoces su libro donde está mi dinero. Vuelve a estar de rabiosa actualidad, nunca ha dejado de estarlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s