Y un poquito más de miscelanea veraniega

El caos autonómico frustra en el comercio 100.000 empleos
La complejidad del Estado autonómico ha lastrado la actividad de muchas empresas. Y uno de los mayores damnificados en la economía es el comercio. La Directiva de Servicios comunitaria y su próxima adaptación en España tiene como objetivo derribar parte del muro legislativo con el que han chocado las empresas de distribución. Estas trabas al libre mercado han evitado la creación de entre 57.000 y 100.000 empleos directos en el sector, según Anged.

A Francia le gusta la nuclear

El país vecino no depende ya de terceros para abastecerse de electricidad y no emite gases invernadero. Y todo gracias a la fisión del átomo de uranio. Pero también hay claroscuros

Decidir cuándo un vecino es el modelo a seguir, o todo lo contrario, no siempre es fácil. Pongamos por caso Francia y su peculiar política energética. Si para unos conviene cruzar los Pirineos para aprender y copiar, otros preferirían, de ser posible, blindar las fronteras por temor a un hipotético accidente. Lo cierto es que Francia es una potencia nuclear de primer orden que genera el 78% de su electricidad en centrales nucleares. En concreto, en 59 centrales. Ningún otro país depende tanto de la fisión del átomo de uranio. Y en el umbral de un mundo sin petróleo y con un clima enloquecido, en el que muchos ven en la nuclear una fuente energética barata y fiable, Francia es ídolo y ejemplo. Pero ¿realmente es nuestro vecino el modelo a seguir?

Iceland Proves That in a Financial Crisis, Breaking Glass and Trashing Currency is a Good Remedy

The headline exaggerates, but not by much. Back in April, a Vanity Fair story about Iceland’s remarkable financial blow up was grist for a Vanity Fair story by Michael Lewis, “Wall Street on the Tundra”. The quick version is that Icelandic men were not merely reckless, that is such a common male pathology as to barely warrant mention, but were possessed of a particular fondness for physical aggression and bullheadedness that helped make Iceland ground zero for the most spectacular banking industry boom and bust in the history of man. Iceland managed to go on a debt party that saw its obligations soar to 850% of GDP, leaving America at a mere 350% firmly in the dust.

So how is Iceland faring now? One would assume still broke and chastened. One would be dead wrong.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s