Señores, son dos cuestiones diferentes

by

Que te guste la política es una enorme suerte. Mientras los aficionados al fútbol todos los años tienen que alimentar su vicio con la gama de subproductos informativos veraniegos de Marca, a los que nos gusta este negociado siempre se nos provee de material novedoso con el que castigar los oídos de nuestros semejantes.

Desde alguna respuesta a mi verborrea en twitter, alguna conversación con algún periodista, o mi participación en tertulias, mi repetido comentario de que Cascos-FAC, por su resultado electoral y su mayoría simple en el parlamento asturiano (16 de 45), se encuentra absolutamente limitada en la negociación de investidura y con una situación harto complicada, la respuesta habitual que se me suele dar es esta:

“Si se convocan unas elecciones ahora mismo, Cascos arrasa”

Bien, sobre el concepto de “arrasar” hablo más adelante, pero sobre “convocar elecciones” es que no estamos en ese momento. Es decir, son dos cuestiones diferentes y no se puede utilizar una para responder a la otra. Mis comentarios sobre la debilidad parlamentaria de FAC hacen pie en dos puntos fijos: Primero, ni PSOE (15) ni IU (4) van a colaborar con FAC (16), creo, bajo ningún escenario político. Segundo, y como consecuencia, su única muleta para la gobernabilidad es el PP (10). Es decir, excluidas, por el mero sentido común de sumar escaños, sus posibilidades de gobernar en solitario, su única salida es ese partido que, creo, él pretende laminar.

Por eso, pese a la dorada aura que parece bordear de manera permanente su figura (nadie le niega el tremendo valor político de lo que ha conseguido), ¡Y porque una cosa es ganar las elecciones y otra gobernar! (Que se lo pregunten a Artur Mas) me reafirmo en mi análisis de la extrema debilidad parlamentaria de Cascos, en la situación actual, con los escaños repartidos de tal manera que la votación de PSOE + IU puede dar al traste con cualquier decisión que quiera trasladar al parlamento FAC en solitario. Se me ocurren decenas de situaciones en las que un parlamento rebelde puede poner contra las cuerdas a un gobierno, pero la más importante, y que se va a dar en los próximos meses, es la configuración de un presupuesto tremendamente complejo, que tendrá que tocar, sí o sí, las partidas de gasto, en especial las sanitarias y educativas. Es decir un terreno minado, abonado para las posturitas y el juego político, que con una mayoría absoluta ya sería de tremendo riesgo y que sin el control del legislativo puede acabar con una prorroga presupuestaria.

Por último, sobre las posibilidades de Cascos de “arrasar”, sí que creo que FAC tiene margen de crecimiento sobre un PP desnortado. Ahora, sobre el concepto subjetivo de “arrasar” ¿De cuantos diputados estamos hablando para FAC en unas eventuales elecciones anticipadas? ¿19, 20, 21? Aunque sea una análisis meramente intuitivo, cualquier cifra que deje al PP por debajo de 4 (-6) diputados me parece, cuando menos, irreal. Es decir, nadar para morir en la orilla si al final sigue necesitando (otra vez) los escaños del PP.

Tiempos interesantes, por lo menos, más que el MARCA veraniego.

Anuncios

Etiquetas: , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: